sushifresh

Architects
Partchwork by Carolina Amorós

Photography
Nini Lamira

Place
Barcelona, Spain

Si queremos rastrear los orígenes del sushi, debemos remontarnos hasta la Edad Media. Al igual que el ratán, el sushi es el producto de una larga tradición y, aunque la forma en que se cocina ha cambiado a lo largo de los siglos, sigue siendo un manjar artesanal. Por lo tanto, el plato más famoso de la cocina japonesa tiene más en común con el ratán de lo que parece a primera vista.

La idea tomó forma en la mente de Sara Serantes mientras estaba en Nueva Zelanda. Allí descubrió el significado de “fast good” (comida rápida saludable basada en productos locales de calidad) y cómo mimar la entrega a domicilio: “Hay una conciencia creciente sobre la importancia de mantener una dieta sana y equilibrada y al mismo tiempo la cocina japonesa parece haber alcanzado un pico en nuestro país, así que decidí unir ambos elementos y crear Sushifresh”, explica Sara. El éxito temprano provocó la apertura de una pequeña entrega y la creciente demanda llevó a un restaurante. El proyecto fue confiado a la arquitecta Carolina Amorós, también conocida como Partchwork: “No quería una sobresaturación de objetos decorativos, sino un contenido rico. Jugué con el gris sobre diferentes materiales: hierro curado al horno, escamas de porcelana esmaltada, rejillas lacadas y telas … todo con el objetivo de crear ritmo sin afectar la unidad conceptual”.

El proyecto en palabras de Carolina “mezcla la simplicidad de la cultura japonesa con la complejidad decorativa del mundo occidental. Como los colores tienden a la uniformidad, se enfoca en las diferentes texturas y repeticiones que guían a los invitados a cenar a lo largo del lugar, produciendo un ambiente dinámico y acogedor ”. Un ambiente excepcional para las sillas de ratán Fontal de Oscar Tusquets. “Mi cliente quería sillas con respaldo”, dice Carolina, “pero los respaldos opacos empaquetan los espacios demasiado apretados, especialmente si no son grandes. Decidí ir a sentarme donde me mostraron la colección Fontal. Me impresionó mucho, era exactamente lo que estaba buscando: un material natural, en un color claro, con un respaldo tan sutil que era casi imperceptible y mimbre de ratán, que ya había usado para envolver las columnas, la parte frontal de la barra o los portillos de las puertas”. Las connotaciones orientales del ratán (es originaria de Asia) y su valor tradicional terminaron por convencerla. “La silla tiene un sabor muy japonés; me recuerda a la lámpara Cesta de Miguel Milá. Fue amor a primera vista. Y para mi sorpresa a mi cliente le encantaron muchisimo. Las sillas son “la guinda del pastel” de un proyecto que se logró mediante la dedicación, la esperanza y un montón de entusiasmo”, concluye Carolina. Los mejores ingredientes para la receta perfecta.

Architects
Partchwork by Carolina Amorós

Photography
Nini Lamira

Place
Barcelona, Spain

Si queremos rastrear los orígenes del sushi, debemos remontarnos hasta la Edad Media. Al igual que el ratán, el sushi es el producto de una larga tradición y, aunque la forma en que se cocina ha cambiado a lo largo de los siglos, sigue siendo un manjar artesanal. Por lo tanto, el plato más famoso de la cocina japonesa tiene más en común con el ratán de lo que parece a primera vista.

La idea tomó forma en la mente de Sara Serantes mientras estaba en Nueva Zelanda. Allí descubrió el significado de “fast good” (comida rápida saludable basada en productos locales de calidad) y cómo mimar la entrega a domicilio: “Hay una conciencia creciente sobre la importancia de mantener una dieta sana y equilibrada y al mismo tiempo la cocina japonesa parece haber alcanzado un pico en nuestro país, así que decidí unir ambos elementos y crear Sushifresh”, explica Sara. El éxito temprano provocó la apertura de una pequeña entrega y la creciente demanda llevó a un restaurante. El proyecto fue confiado a la arquitecta Carolina Amorós, también conocida como Partchwork: “No quería una sobresaturación de objetos decorativos, sino un contenido rico. Jugué con el gris sobre diferentes materiales: hierro curado al horno, escamas de porcelana esmaltada, rejillas lacadas y telas … todo con el objetivo de crear ritmo sin afectar la unidad conceptual”.

El proyecto en palabras de Carolina “mezcla la simplicidad de la cultura japonesa con la complejidad decorativa del mundo occidental. Como los colores tienden a la uniformidad, se enfoca en las diferentes texturas y repeticiones que guían a los invitados a cenar a lo largo del lugar, produciendo un ambiente dinámico y acogedor ”. Un ambiente excepcional para las sillas de ratán Fontal de Oscar Tusquets. “Mi cliente quería sillas con respaldo”, dice Carolina, “pero los respaldos opacos empaquetan los espacios demasiado apretados, especialmente si no son grandes. Decidí ir a sentarme donde me mostraron la colección Fontal. Me impresionó mucho, era exactamente lo que estaba buscando: un material natural, en un color claro, con un respaldo tan sutil que era casi imperceptible y mimbre de ratán, que ya había usado para envolver las columnas, la parte frontal de la barra o los portillos de las puertas”. Las connotaciones orientales del ratán (es originaria de Asia) y su valor tradicional terminaron por convencerla. “La silla tiene un sabor muy japonés; me recuerda a la lámpara Cesta de Miguel Milá. Fue amor a primera vista. Y para mi sorpresa a mi cliente le encantaron muchisimo. Las sillas son “la guinda del pastel” de un proyecto que se logró mediante la dedicación, la esperanza y un montón de entusiasmo”, concluye Carolina. Los mejores ingredientes para la receta perfecta.

Por favor, gira tu dispositivo