random

Interior Design
Madrid in Love

Photography
Fernando Alda & Pablo Panigua

Place
Madrid

El tercer restaurante de Esteban Arnaiz y Aynara Menchaca, responsables del vecino El Columpio y de Le Cocó, se llama Random y desde su apertura en noviembre de 2015 está causando furor en el madrileño distrito de Chamberí.

Random es “el resultado de la casualidad ordenada, de la creatividad inherente, del miedo a lo convencional. Porque lo estático y repetitivo es aburrido, en Random somos dinámicos, aleatorios, nos alejamos de la confusión y buscamos la diversión”.

Bajo el lucernario de la terraza, “un interior exterior que no te dejará indiferente”, se hallan los sillones de rattan Copa y Altet, entre paredes de ladrillo y suelo adoquinado, mesas de mármol y fantásticas lámparas. En el bistró, “la antesala del exceso” en la planta superior, reinan la madera y la piel y aquí es donde hallamos varias parejas de sillones Huma en tonalidades claras.

Por último, el camping, considerado “su campamento para adultos”, es mucho más oscuro y clandestino. En este espacio se reproduce una tienda de campaña y su aspecto militar se refleja en el tapizado de camuflaje de los sillones Huma, con estructura en rattan negro. Originales detalles como los suelos geométricos, los espejos de evocación daliniana, las lámparas esféricas o las paredes alicatadas contribuyen a redondear la apariencia de este local que se postula como único en su especie. Una prueba más de cómo es posible fusionar chic y underground con mucho acierto y no morir en el intento.

Interior Design
Madrid in Love

Photography
Fernando Alda & Pablo Panigua

Place
Madrid

El tercer restaurante de Esteban Arnaiz y Aynara Menchaca, responsables del vecino El Columpio y de Le Cocó, se llama Random y desde su apertura en noviembre de 2015 está causando furor en el madrileño distrito de Chamberí.

Random es “el resultado de la casualidad ordenada, de la creatividad inherente, del miedo a lo convencional. Porque lo estático y repetitivo es aburrido, en Random somos dinámicos, aleatorios, nos alejamos de la confusión y buscamos la diversión”.

Bajo el lucernario de la terraza, “un interior exterior que no te dejará indiferente”, se hallan los sillones de rattan Copa y Altet, entre paredes de ladrillo y suelo adoquinado, mesas de mármol y fantásticas lámparas. En el bistró, “la antesala del exceso” en la planta superior, reinan la madera y la piel y aquí es donde hallamos varias parejas de sillones Huma en tonalidades claras.

Por último, el camping, considerado “su campamento para adultos”, es mucho más oscuro y clandestino. En este espacio se reproduce una tienda de campaña y su aspecto militar se refleja en el tapizado de camuflaje de los sillones Huma, con estructura en rattan negro. Originales detalles como los suelos geométricos, los espejos de evocación daliniana, las lámparas esféricas o las paredes alicatadas contribuyen a redondear la apariencia de este local que se postula como único en su especie. Una prueba más de cómo es posible fusionar chic y underground con mucho acierto y no morir en el intento.

Por favor, gira tu dispositivo