private residences

 

Llegó el momento de disfrutar de placeres cotidianos como leer, comer, pensar, dormir (o simplemente hacer nada) al aire libre. Durante décadas, en Expormim, hemos estudiado la cuestión de cómo los exteriores y nuestros muebles pueden servir mejor a sus habitantes, usuarios y visitantes. Nuestras colecciones siguen reescribiendo las reglas en lo que a mueble de exterior se refiere. El mobiliario de exterior se ha asociado tradicionalmente a materiales poco atractivos y soluciones que parecían huir de la comodidad. El exterior nunca antes había sido tan elegante, tan cómodo, tan capaz de penetrar en el interior sin provocar la más mínima perturbación.

 

 

 

 

En esta sección, nos asomamos a las viviendas, como se asomaría un niño al escaparate de una tienda de chucherías: con ojos golosos y con el deseo de pasar al exterior para verlo todo de cerca. E incluso tocar si nos dejan. Mirar no sacia el hambre, pero de algún modo, satisface. Como nos satisface ver nuestras piezas integradas en proyectos tan exquisitos como los que hemos seleccionado aquí.

 

 

 

 

En esta sección, nos asomamos a las viviendas, como se asomaría un niño al escaparate de una tienda de chucherías: con ojos golosos y con el deseo de pasar al exterior para verlo todo de cerca. E incluso tocar si nos dejan. Mirar no sacia el hambre, pero de algún modo, satisface. Como nos satisface ver nuestras piezas integradas en proyectos tan exquisitos como los que hemos seleccionado aquí.

 

Llegó el momento de disfrutar de placeres cotidianos como leer, comer, pensar, dormir (o simplemente hacer nada) al aire libre. Durante décadas, en Expormim, hemos estudiado la cuestión de cómo los exteriores y nuestros muebles pueden servir mejor a sus habitantes, usuarios y visitantes. Nuestras colecciones siguen reescribiendo las reglas en lo que a mueble de exterior se refiere. El mobiliario de exterior se ha asociado tradicionalmente a materiales poco atractivos y soluciones que parecían huir de la comodidad. El exterior nunca antes había sido tan elegante, tan cómodo, tan capaz de penetrar en el interior sin provocar la más mínima perturbación.

Por favor, gira tu dispositivo