aka united nations

Architects
Asfour-Guzy

Photography
Fernando Alonso Films

Place
New York, US

Al borde del East River, en pleno Midtown, Turtle Bay es unos de los históricos barrios residenciales de Manhattan. A caballo entre la sede de las Naciones Unidas y el bullicioso distrito comercial que rodea la estación Grand Central y a tiro de piedra de Central Park South, goza de una ubicación excelente, próxima a lugares icónicos de la ciudad como el Radio City Music Hall, el Rockefeller Center, el Chrysler o el MoMA.

Es en esta dinámica zona, que atrae diariamente a multitud de viajeros sibaritas, diplomáticos y ejecutivos en busca de alojamiento sofisticado, donde se halla AKA United Nations, un hotel de lujo pensado para estancias de, como mínimo, un mes. El edificio, una torre de 21 plantas totalmente renovada, cuenta con 95 habitaciones de entre 52 y 62 m2 diseñadas por el estudio neoyorkino Asfour-Guzy Architects que se inspiró en el espíritu cosmopolita y vital que caracteriza al barrio.

En el nivel lobby, adyacente al moderno y confortable salón, al gimnasio y a la pieza que ocupa la mesa de trabajo común, se abre una deliciosa terraza que evoca los karensasui o jardines zen japoneses. Un muro cubierto de hiedra delimita este espacio donde si algo salta a la vista, es la pureza de sus líneas. Entre la vegetación cuidadosamente dispuesta, se encuentran los sillones de cuerda tejida de la colección Lapala, de Lievore Altherr Molina, en negro.
Un diseño sencillo y extremadamente contemporáneo, en sintonía con el carácter sobrio, limpio y vanguardista que predomina en todo el interiorismo del hotel y que constituye una de las señas de identidad del estudio que lo firma, Asfour-Guzy. Todos sus proyectos, y han realizado bastantes desde 1988, ya sean residenciales o comerciales, se distinguen por la exquisitez en los detalles, el uso de materiales naturales y una estética muy refinada que, no obstante, sigue siendo cálida.

Architects
Asfour-Guzy

Photography
Fernando Alonso Films

Place
New York, US

Al borde del East River, en pleno Midtown, Turtle Bay es unos de los históricos barrios residenciales de Manhattan. A caballo entre la sede de las Naciones Unidas y el bullicioso distrito comercial que rodea la estación Grand Central y a tiro de piedra de Central Park South, goza de una ubicación excelente, próxima a lugares icónicos de la ciudad como el Radio City Music Hall, el Rockefeller Center, el Chrysler o el MoMA.

Es en esta dinámica zona, que atrae diariamente a multitud de viajeros sibaritas, diplomáticos y ejecutivos en busca de alojamiento sofisticado, donde se halla AKA United Nations, un hotel de lujo pensado para estancias de, como mínimo, un mes. El edificio, una torre de 21 plantas totalmente renovada, cuenta con 95 habitaciones de entre 52 y 62 m2 diseñadas por el estudio neoyorkino Asfour-Guzy Architects que se inspiró en el espíritu cosmopolita y vital que caracteriza al barrio.

En el nivel lobby, adyacente al moderno y confortable salón, al gimnasio y a la pieza que ocupa la mesa de trabajo común, se abre una deliciosa terraza que evoca los karensasui o jardines zen japoneses. Un muro cubierto de hiedra delimita este espacio donde si algo salta a la vista, es la pureza de sus líneas. Entre la vegetación cuidadosamente dispuesta, se encuentran los sillones de cuerda tejida de la colección Lapala, de Lievore Altherr Molina, en negro.
Un diseño sencillo y extremadamente contemporáneo, en sintonía con el carácter sobrio, limpio y vanguardista que predomina en todo el interiorismo del hotel y que constituye una de las señas de identidad del estudio que lo firma, Asfour-Guzy. Todos sus proyectos, y han realizado bastantes desde 1988, ya sean residenciales o comerciales, se distinguen por la exquisitez en los detalles, el uso de materiales naturales y una estética muy refinada que, no obstante, sigue siendo cálida.

Por favor, gira tu dispositivo