sheraton melbourne hotel

Architects
Hecker Guthrie Studio

Photography
Shannon McGrath

Place
Melbourne, Australia

Marzo de 2014. Inicio del otoño austral. En Little Collins Street, en el centro histórico de la ciudad de Melbourne, donde se alzan los más bellos edificios victorianos del país, así como las boutiques más afamadas y las oficinas de importantes bancos y aseguradoras, abre al público un nuevo hotel de la cadena Starwood. El Sheraton Melbourne, un flamante cinco estrellas de perfil curvilíneo, se yergue sobre el llamado ‘distrito parisino’, un área bulliciosa y muy de moda, plagada de restaurantes, teatros, museos y comercios de alta gama.

Su azotea, ubicada en el nivel 3, se postuló enseguida como uno de los espacios preferidos por los trabajadores de la zona para poner el punto y final a la jornada laboral con un distendido after-work, pero también para que los huéspedes del propio hotel pudiesen tomar una copa previa o posterior a la cena en un ambiente fresco y moderno. 

El proyecto lo firma uno de los estudios más prestigiosos de Melbourne, Hecker Guthrie. Atendiendo a los principios de autenticidad e identidad, apostaron por materiales naturales como el suave piso de piedra y una paleta cromática sobria y contenida. Elegancia y modernidad se dan la mano en este diseño que rinde homenaje a la arquitectura europea y que ante todo, trata de que los clientes se sientan tan cómodos como en su propia casa.

La música suave y la iluminación tenue invitan a arrellanarse en los sillones y sofás de la colección Nido, de Javier Pastor, salpicados con cojines amarillos como única nota disonante de color, así como en las sillas tejidas Out_Line, que firma Nieves Contreras. Los taburetes, ordenados en hilera frente a la barra, pertenecen también a dicha colección. Sobre ellos, se despliega una pérgola de listones metálicos que proyecta un ensoñador diseño de rayas sobre el mobiliario e invita a desenmarañar un intrincado juego de perspectivas.

En uno de los extremos de la azotea, ligeramente apartado y con un tono más íntimo, hay una parcela delimitada por gigantescos macetones con árboles. Allí hallamos nuevamente algunos sillones Nido, así como las versiones en aluminio de las colecciones Copa y Radial, de Studio expormim, acabadas en negro y con cojines en el asiento. De inspiración clasicista, pero diseño contemporáneo, estas sillas encajan a la perfección con el propósito de los diseñadores: crear un ambiente distinguido y actual. Su disposición, de dos en dos, en torno a pequeñas mesitas redondas, es un anzuelo romántico para los que disfrutan de la terraza en pareja.

Architects
Hecker Guthrie Studio

Photography
Shannon McGrath

Place
Melbourne, Australia

Marzo de 2014. Inicio del otoño austral. En Little Collins Street, en el centro histórico de la ciudad de Melbourne, donde se alzan los más bellos edificios victorianos del país, así como las boutiques más afamadas y las oficinas de importantes bancos y aseguradoras, abre al público un nuevo hotel de la cadena Starwood. El Sheraton Melbourne, un flamante cinco estrellas de perfil curvilíneo, se yergue sobre el llamado ‘distrito parisino’, un área bulliciosa y muy de moda, plagada de restaurantes, teatros, museos y comercios de alta gama.

Su azotea, ubicada en el nivel 3, se postuló enseguida como uno de los espacios preferidos por los trabajadores de la zona para poner el punto y final a la jornada laboral con un distendido after-work, pero también para que los huéspedes del propio hotel pudiesen tomar una copa previa o posterior a la cena en un ambiente fresco y moderno. 

El proyecto lo firma uno de los estudios más prestigiosos de Melbourne, Hecker Guthrie. Atendiendo a los principios de autenticidad e identidad, apostaron por materiales naturales como el suave piso de piedra y una paleta cromática sobria y contenida. Elegancia y modernidad se dan la mano en este diseño que rinde homenaje a la arquitectura europea y que ante todo, trata de que los clientes se sientan tan cómodos como en su propia casa.

La música suave y la iluminación tenue invitan a arrellanarse en los sillones y sofás de la colección Nido, de Javier Pastor, salpicados con cojines amarillos como única nota disonante de color, así como en las sillas tejidas Out_Line, que firma Nieves Contreras. Los taburetes, ordenados en hilera frente a la barra, pertenecen también a dicha colección. Sobre ellos, se despliega una pérgola de listones metálicos que proyecta un ensoñador diseño de rayas sobre el mobiliario e invita a desenmarañar un intrincado juego de perspectivas.

En uno de los extremos de la azotea, ligeramente apartado y con un tono más íntimo, hay una parcela delimitada por gigantescos macetones con árboles. Allí hallamos nuevamente algunos sillones Nido, así como las versiones en aluminio de las colecciones Copa y Radial, de Studio expormim, acabadas en negro y con cojines en el asiento. De inspiración clasicista, pero diseño contemporáneo, estas sillas encajan a la perfección con el propósito de los diseñadores: crear un ambiente distinguido y actual. Su disposición, de dos en dos, en torno a pequeñas mesitas redondas, es un anzuelo romántico para los que disfrutan de la terraza en pareja.

Por favor, gira tu dispositivo