LZF super agent symposium

Project design
Mariví Calvo

Photography
Maria Mira, Cualiti Photo Studio & Stephen Prudhomme

Place
Valencia, Spain

Noviembre de 2015. Sale a la luz la misión que durante seis meses habían desarrollado en secreto Mariví Calvo y Sandro Tothill, fundadores de la empresa LZF Lamps. La misión: orquestar lo que después se conocería como el LZF Super Agent Symposium. Un simposio que buscaba recuperar el concepto primitivo del término, remontándose a la antigüedad griega, cuando constituía una reunión informal, normalmente posterior a un banquete, en la que la bebida y el ambiente relajado favorecían una charla distendida. Los asistentes, en este caso, eran los agentes de la firma y sus clientes (diseñadores, arquitectos o prescriptores), procedentes de Estados Unidos y Canadá, a los que se convocó con el fin de estrechar vínculos y así facilitar su papel como embajadores de la marca.

El cerebro de la operación fue, cómo no, Mariví Calvo, que planificó cada minuto de esos cuatro días y cuidó hasta el último detalle para que todo saliera a pedir de boca. Las diversas actividades se llevaron a cabo en diferentes espacios diseñados ex profeso con el objetivo de brindar a los invitados una experiencia total y única. En primer lugar, se procedió a la reconversión del showroom en un salón de bienvenida, pensado para que la gente, que llegaba de un largo viaje, se sintiera cómoda. Para ello, se utilizaron nuestros sofás Nido, de Javier Pastor junto con Plump y Slim, de Studio expormim, así como el columpio Nautica, de MUT Design.

Bajo la espectacular lámpara Koi, se dispusieron dos mesas Slats, también de Studio expormim, y sillones Fontal de Oscar Tusquets. Por si fuera poco, al día siguiente el showroom se transformaría por completo otra vez. Y todavía les sobraron tiempo, ganas e imaginación para montar una increíble fiesta de despedida, con título a lo James Bond: LZF Casino Royal.

Empezó con los cócteles en el jardín, donde se dispusieron de nuevo los sofás Nido, pero esta vez al lado de una pareja de butacas Twins, en turquesa, diseño de MUT Design; la mesita Frames, de Jaime Hayon; y la tumbona Reposo, reedición de un clásico de los 70. Y prosiguió con una cena de gala en un suntuoso casino con ruleta y mesa de blackjack incluidas.

No es la primera vez que LZF se descubre como una auténtica fábrica de sueños. Lo hace con sus lámparas, entre el cuento de hadas y la ciencia ficción, pero también a la hora de celebrar fabulosos acontecimientos. Bajo sus luminarias, nuestras piezas brillan con una luz única y especial. No es aventurado suponer que el simposio fue todo un éxito. Misión cumplida.

Project design
Mariví Calvo

Photography
Maria Mira, Cualiti Photo Studio & Stephen Prudhomme

Place
Valencia, Spain

Noviembre de 2015. Sale a la luz la misión que durante seis meses habían desarrollado en secreto Mariví Calvo y Sandro Tothill, fundadores de la empresa LZF Lamps. La misión: orquestar lo que después se conocería como el LZF Super Agent Symposium. Un simposio que buscaba recuperar el concepto primitivo del término, remontándose a la antigüedad griega, cuando constituía una reunión informal, normalmente posterior a un banquete, en la que la bebida y el ambiente relajado favorecían una charla distendida. Los asistentes, en este caso, eran los agentes de la firma y sus clientes (diseñadores, arquitectos o prescriptores), procedentes de Estados Unidos y Canadá, a los que se convocó con el fin de estrechar vínculos y así facilitar su papel como embajadores de la marca.

El cerebro de la operación fue, cómo no, Mariví Calvo, que planificó cada minuto de esos cuatro días y cuidó hasta el último detalle para que todo saliera a pedir de boca. Las diversas actividades se llevaron a cabo en diferentes espacios diseñados ex profeso con el objetivo de brindar a los invitados una experiencia total y única. En primer lugar, se procedió a la reconversión del showroom en un salón de bienvenida, pensado para que la gente, que llegaba de un largo viaje, se sintiera cómoda. Para ello, se utilizaron nuestros sofás Nido, de Javier Pastor junto con Plump y Slim, de Studio expormim, así como el columpio Nautica, de MUT Design.

Bajo la espectacular lámpara Koi, se dispusieron dos mesas Slats, también de Studio expormim, y sillones Fontal de Oscar Tusquets. Por si fuera poco, al día siguiente el showroom se transformaría por completo otra vez. Y todavía les sobraron tiempo, ganas e imaginación para montar una increíble fiesta de despedida, con título a lo James Bond: LZF Casino Royal.

Empezó con los cócteles en el jardín, donde se dispusieron de nuevo los sofás Nido, pero esta vez al lado de una pareja de butacas Twins, en turquesa, diseño de MUT Design; la mesita Frames, de Jaime Hayon; y la tumbona Reposo, reedición de un clásico de los 70. Y prosiguió con una cena de gala en un suntuoso casino con ruleta y mesa de blackjack incluidas.

No es la primera vez que LZF se descubre como una auténtica fábrica de sueños. Lo hace con sus lámparas, entre el cuento de hadas y la ciencia ficción, pero también a la hora de celebrar fabulosos acontecimientos. Bajo sus luminarias, nuestras piezas brillan con una luz única y especial. No es aventurado suponer que el simposio fue todo un éxito. Misión cumplida.

Please, turn your device