How we produce

Recuperación y revalorización de la artesanía

Recuperar los valores culturales, devolverles el lugar prominente que merecen en nuestro esquema vital, salvaguardar la tradición, reafirmar la identidad. Si algo hemos demostrado en Expormim durante nuestra andadura de casi seis décadas es nuestra capacidad de resiliencia en una sociedad en permanente estado de agitación y cambio. Hemos sabido adaptarnos, asimilar lo bueno, descartar lo malo y mantenernos aún cuando las circunstancias no nos fueran del todo favorables. Hemos sobrevivido a la última gran crisis económica y estamos aquí para contarlo.

 

Una tradición centenaria

Una de las principales señas de identidad de nuestra empresa es la artesanía. El lenguaje de las manos es el primer lenguaje universal de la humanidad. Antes de las palabras fueron los signos, igual que antes de lo industrial fue lo artesanal. Utilizar la artesanía como herramienta de expresión es algo que, en la actualidad, hacen muy pocas empresas y entre ellas, Expormim. El rattan es el lenguaje codificado por las manos expertas de los artesanos. Y su codificación se hunde tan profundamente en los orígenes de la raza humana, en el arte ancestral de la cestería y del trenzado del mimbre, del curvado de la caña para producir objetos y utensilios de uso cotidiano, que cualquiera es capaz de entenderlo.
La comarca de La Costera, donde se encuentra Moixent y donde nos encontramos nosotros, cuenta con una larga tradición artesana basada en el mimbre, el esparto y la caña. Y con larga nos referimos a centenaria. En un entorno rural, con una economía basada fundamentalmente en la agricultura, esta industria dio sustento a muchas familias. Los cestos y capazos eran necesarios para el campo, para el transporte de frutos como la uva, que es un cultivo abundante en la región. Con esparto serealizaban las alpargatas, las esteras, los asientos de las sillas, abanicos para avivar efuego y multitud de enseres más, incluso decorativos. Somos herederos de aquellos artesanos domésticos, de ellos aprendimos y en ellos seguimos hoy inspirándonos.

Artesanía y vanguardia

El rattan es un material humilde, pero tremendamente rico en matices, noble, duradero y que aparece fuertemente vinculado a la tradición mediterránea. Es algo intrínseco a la naturaleza de Expormim, forma parte de nuestro material genético, desde el principio. Traerlo de vuelta, darle nueva validez mediante el diseño, revigorizar el proceso creativo en torno a él y rescatar un oficio artesano que parecía condenado al olvido, todo ello fue resultado de la incorporación a la ecuación de la cultura del diseño y la cultura del proyecto.

Recuperación y revalorización de la artesanía

Recuperar los valores culturales, devolverles el lugar prominente que merecen en nuestro esquema vital, salvaguardar la tradición, reafirmar la identidad. Si algo hemos demostrado en Expormim durante nuestra andadura de casi seis décadas es nuestra capacidad de resiliencia en una sociedad en permanente estado de agitación y cambio. Hemos sabido adaptarnos, asimilar lo bueno, descartar lo malo y mantenernos aún cuando las circunstancias no nos fueran del todo favorables. Hemos sobrevivido a la última gran crisis económica y estamos aquí para contarlo.

 

Una tradición centenaria

Una de las principales señas de identidad de nuestra empresa es la artesanía. El lenguaje de las manos es el primer lenguaje universal de la humanidad. Antes de las palabras fueron los signos, igual que antes de lo industrial fue lo artesanal. Utilizar la artesanía como herramienta de expresión es algo que, en la actualidad, hacen muy pocas empresas y entre ellas, Expormim. El rattan es el lenguaje codificado por las manos expertas de los artesanos. Y su codificación se hunde tan profundamente en los orígenes de la raza humana, en el arte ancestral de la cestería y del trenzado del mimbre, del curvado de la caña para producir objetos y utensilios de uso cotidiano, que cualquiera es capaz de entenderlo.
La comarca de La Costera, donde se encuentra Moixent y donde nos encontramos nosotros, cuenta con una larga tradición artesana basada en el mimbre, el esparto y la caña. Y con larga nos referimos a centenaria. En un entorno rural, con una economía basada fundamentalmente en la agricultura, esta industria dio sustento a muchas familias. Los cestos y capazos eran necesarios para el campo, para el transporte de frutos como la uva, que es un cultivo abundante en la región. Con esparto serealizaban las alpargatas, las esteras, los asientos de las sillas, abanicos para avivar efuego y multitud de enseres más, incluso decorativos. Somos herederos de aquellos artesanos domésticos, de ellos aprendimos y en ellos seguimos hoy inspirándonos.

Artesanía y vanguardia

El rattan es un material humilde, pero tremendamente rico en matices, noble, duradero y que aparece fuertemente vinculado a la tradición mediterránea. Es algo intrínseco a la naturaleza de Expormim, forma parte de nuestro material genético, desde el principio. Traerlo de vuelta, darle nueva validez mediante el diseño, revigorizar el proceso creativo en torno a él y rescatar un oficio artesano que parecía condenado al olvido, todo ello fue resultado de la incorporación a la ecuación de la cultura del diseño y la cultura del proyecto.

Please, turn your device