Miguel Milá

Miguel Milá (Barcelona, 1931) inició su carrera en el estudio de arquitectura de su hermano a finales de los 50, cuando apenas se sabía qué era el diseño industrial. Pronto empieza a diseñar sus propios muebles y lámparas y a producirlos en su empresa, Tramo, acrónimo de ‘Trabajos Molestos’, de donde surgen las versiones previas de las lámparas TMC (1958) y TMM (1961), hoy consideradas clásicos atemporales y aún a la venta. Después fundaría su propio estudio. “En realidad soy un diseñador preindustrial. Me siento más cómodo con aquellos procedimientos técnicos que me permiten corregir errores, experimentar durante el proceso y controlarlo al máximo. De aquí también mi preferencia por materiales nobles, que saben envejecer”.

Milá ha desempeñado un papel fundamental en la historia del diseño español: décadas después, sus piezas siguen tan vigentes como cuando se crearon. En 1987 fue galardonado con el primer Premio Nacional de Diseño y en 2008 recibió el Compasso D’Oro en reconocimiento a su trayectoria profesional y contribución a la difusión del diseño español fuera de nuestras fronteras.

"Me duermo con un problema y me despierto con él resuelto"
"...porque hasta hace poco no he entendido que un clásico es aquello que no se puede hacer mejor"

Miguel Milá

Miguel Milá (Barcelona, 1931) inició su carrera en el estudio de arquitectura de su hermano a finales de los 50, cuando apenas se sabía qué era el diseño industrial. Pronto empieza a diseñar sus propios muebles y lámparas y a producirlos en su empresa, Tramo, acrónimo de ‘Trabajos Molestos’, de donde surgen las versiones previas de las lámparas TMC (1958) y TMM (1961), hoy consideradas clásicos atemporales y aún a la venta. Después fundaría su propio estudio. “En realidad soy un diseñador preindustrial. Me siento más cómodo con aquellos procedimientos técnicos que me permiten corregir errores, experimentar durante el proceso y controlarlo al máximo. De aquí también mi preferencia por materiales nobles, que saben envejecer”.

Milá ha desempeñado un papel fundamental en la historia del diseño español: décadas después, sus piezas siguen tan vigentes como cuando se crearon. En 1987 fue galardonado con el primer Premio Nacional de Diseño y en 2008 recibió el Compasso D’Oro en reconocimiento a su trayectoria profesional y contribución a la difusión del diseño español fuera de nuestras fronteras.

Please, turn your device